¿No puedes verlo bien? verlo en el navegador

Segundo debate, primera deserción [COLUMNA]

Quienes piensan como José Vega desprecian las instituciones y la prensa independiente, se sienten perseguidos y actúan en nombre de un principio supuestamente superior que nutre su fanatismo.

31 de marzo del 2021
Fernando Carvallo
Compartir:

Escucha el canal de podcast de Las cosas como son en RPP Player.

El segundo debate presidencial comenzó dando una nota discordante con lo que venía siendo un riguroso cumplimiento de las reglas de juego pactadas entre los 18 candidatos: la deserción de José Vega Antonio, candidato de Unión por el Perú. Vega tomó su lugar en el podio pero se limitó a leer un inflamado manifiesto antes de retirarse. Argumentó que tanto las encuestas como los medios de comunicación han tenido un sesgo hostil a su candidatura por lo que ella representa: la liberación de Antauro Humala, la vacancia de Martín Vizcarra y la lucha contra el imperialismo y las grandes empresas. La actitud de Vega no es relevante en sí misma, porque las intenciones de voto a favor de UPP figuran entre las más reducidas. Pero sí pone en evidencia la tentación del populismo que con variadas modalidades se percibe también en otras candidaturas. Quienes piensan como Vega desprecian las instituciones y la prensa independiente, se sienten perseguidos y actúan en nombre de un principio supuestamente superior que nutre su fanatismo: la voz del pueblo que ellos mismos interpretan y que los conduce a cometer excesos y crímenes como el homicidio de policías en Andahuaylas por los que Antauro Humala purga condena.

En general, el nivel de las intervenciones y los argumentos fue más bajo que el del lunes. Es cierto que resulta difícil debatir con quienes, como Andrés Alcántara y Pedro Castillo, tienen como toda propuesta el cambio de constitución, la proclamación de nuevos derechos y las promesas de gasto sin fundamento, como si los problemas se resolvieran con palabras. Alcántara hizo incluso el elogio de la ivermectina y celebró la “vacuna peruana del Doctor Mariano” que debería ser usada para no “someternos a las grandes potencias”. Por su parte Ollanta Humala y Hernando de Soto protagonizaron varios roces. Ollanta Humala propuso que la planificación de la lucha contra la pandemia sea hecha por el Consejo de Defensa Nacional, iniciativa en la que curiosamente coincide con Renovación Popular. El expresidente afirmó que su experiencia como gobernante es la mejor garantía de ser el más calificado para sacarnos de las crisis sanitaria y económica. Para realizar sus planes, Hernando de Soto afirmó haber tomado ya contacto con Naciones Unidas, aunque no precisó a título de qué ni con qué autoridades ha establecido ese contacto. Daniel Urresti había anunciado que introduciría una gran novedad en la campaña, pero aparentemente su gran idea era la imposición de un toque de queda para luchar en el corto plazo contra la delincuencia.

Esta noche veremos un grupo diferente, en el que figuran dos de los mejor ubicados en las encuestas, Yonhy Lescano y Rafael López Aliaga, si no deserta. Ellos, así como Julio Guzmán y Daniel Salaverry tienen la ventaja de haber podido observar a once de sus adversarios.

La ministra de Defensa Nuria Esparch confirmó ayer la muerte de uno de los más importantes dirigentes de los grupos de narcoterroristas que operan en el VRAEM, Jorge Quispe Palomino, alias “camarada Raúl”. Quispe Palomino habría sido herido en un enfrentamiento con efectivos de la Fuerza Armada y la policía Nacional el pasado 29 de octubre. Ese enfrentamiento causó la rápida intervención de fuerzas helitransportadas que abrieron fuego contra remanentes de Sendero Luminoso. La muerte ulterior de Quispe Palomino constituye el más importante acontecimiento de los últimos años en el VRAEM. Una décima parte de nuestra Fuerza Armada se halla desde 2014 en esa vasta región de la selva, donde sigue produciéndose cerca de 90% de la cocaína que sale del Perú hacia mercados internacionales. Por alejado que esté el VRAEM de los debates presidenciales, la realidad es que el narcotráfico puede penetrarlo todo y corromperlo todo.

Las cosas como son

 

Escucha el Podcast:
Acerca de este correo Estás recibiendo este mensaje porque formas parte de la comunidad de suscriptores de RPP.

Suscribete a más boletines | Políticas de Privacidad | Publicidad

Copyright 2020 Grupo RPP