¿No puedes verlo bien? verlo en el navegador

Hacer, prevenir, informar [COLUMNA]

Nuestra clase política piensa con frecuencia en sus mezquinos intereses de carrera y no se muestra capaz de ponerse en el pellejo de quienes esperan formarse algunas ideas claras sobre lo que espera a sus familias.

16 de marzo del 2021
Fernando Carvallo
Compartir:

Escucha el canal de podcast de Las cosas como son en RPP Player.

Las armas contra la pandemia son las vacunas, mascarillas, camas de hospital, agua y jabón, pero sobre todo la información. Sin información eficaz no puede haber una población comprometida. La mayor parte de los peruanos no conocía la palabra pandemia y menos coronavirus, antes de que el estallido de contagios hiciera irrupción en todos los rincones de nuestro país. Entretanto hemos asistido al espectáculo penoso de la división política en tiempos de emergencia, pero también a cambios bruscos en la cabeza del ministerio de Salud, del ensayo clínico de la Universidad Cayetano Heredia y de entidades encargadas de negociar la compra de vacunas. Nuestra clase política piensa con frecuencia en sus mezquinos intereses de carrera y no se muestra capaz de ponerse en el pellejo de quienes esperan formarse algunas ideas claras sobre lo que espera a sus familias. Existen “comandos”, comisiones y órganos consultivos, pero difícilmente podemos visualizar una autoridad científica que aporte desinteresadamente información sobre la efectividad, el calendario de compras y los plazos en que los diferentes grupos etarios serán vacunados. Doce meses sometidos a restricciones y a incertidumbres hubieran merecido un esfuerzo de comunicación mayor por parte del gobierno. Es cierto que comenzamos siendo el país con el peor porcentaje de muertes y ya no lo somos. Es cierto también que hay otros países más ricos y más desarrollados que tampoco logran desarrollar sus planes y tranquilizar a sus ciudadanos. La sanidad pública bicéfala (11 millones en EsSalud, 21 millones en el SIS) ha complicado la visibilidad de la acción del Estado. Y el resultado es una avalancha de interrogaciones y consultas para saber si un pariente o vecino figura en las listas de los vacunables.

El presidente Joe Biden se comprometió a que cien millones de norteamericanos sean vacunados en sus primeros días en la Casa Blanca. La cifra se alcanzará a los sesenta días. En el Perú, no sabemos cuándo llegarán los próximos lotes de vacunas ni de qué marca serán. Y desdichadamente, el vacío de informaciones oficiales lo llenan los rumores, las noticias falsas y las campañas políticas hechas sobre la base del miedo y la indignación de los ciudadanos. Todavía estamos a tiempo de reaccionar. Y de vivir lo que dure la pandemia de una manera tal que podamos recordar las cosas que hicimos bien y no solo las que hicimos pésimamente. No hemos podido impedir la muerte de miles de compatriotas. Hagamos por lo menos que sus muertes no hayan sido en vano. El jurista Luis Pásara concede una entrevista a La República en la que destaca el empobrecimiento de la formación que los jóvenes reciben y el debilitamiento de los valores éticos. Pásara sostiene que esa doble realidad se refleja en la política, “llena de oportunistas, sinvergüenzas, tránsfugas y otras gentes que son capaces de cualquier cosa para alcanzar cierto poder y, entonces, enriquecerse”.

Los obispos del Perú lanzan un mensaje en el que recuerdan a los candidatos que “tienen hoy la posibilidad de cooperar en la necesaria rehabilitación de la política y el fortalecimiento de la sociedad”. Los responsables de las 46 diócesis de nuestro país constatan que, “salvo algunas excepciones, la clase política vive de espaldas al pueblo”. Y advierten que “ningún candidato o partido podrá sacarnos de la crisis por sí solo”. Citando la última encíclica del Papa Francisco, los obispos del Perú proclaman querer ser “una iglesia que sirve, que sale de casa, que sale de sus templos, que sale de sus sacristías, para acompañar la vida, sostener la esperanza, ser signo de unidad… tender puentes, romper muros, sembrar reconciliación”. Monseñor Cabrejos y el cardenal Barreto nos lo explicarán en Ampliación de Noticias.

Las cosas como son

Escucha el Podcast:
Acerca de este correo Estás recibiendo este mensaje porque formas parte de la comunidad de suscriptores de RPP.

Suscribete a más boletines | Políticas de Privacidad | Publicidad

Copyright 2020 Grupo RPP