¿No puedes verlo bien? verlo en el navegador

“Médico, cúrate a ti mismo”

También en la ciencia se producen a veces sorpresas, cambios y confusiones. Una vez más, en torno a una medicina que ya venía siendo piedra de contradicción: la hidroxicloroquina

16 de junio del 2020
Fernando Carvallo
Compartir:
Presidente Vizcarra ofreció una nueva conferencia de prensa. | Fuente: Foto: Presidencia | Fotógrafo:

En la conferencia que el presidente Vizcarra ofreció ayer hubo un elemento aún más importante que el anuncio de planes de inversión y de cifras que serán destinadas a vivienda, transportes, agricultura y generación de empleo. Esos sectores son cruciales para la reactivación económica y el monto adicional de 6,432 millones de soles permite esperar que el plan Arranca Perú favorezca un fuerte rebote después de la caída prevista a lo largo del año en curso. Pero es aún más crucial que el gobierno se decida a coordinar a fondo con el sector privado, permitiendo que se expresen las energías creativas que tuvieron que ser refrenadas para hacer frente al coronavirus. El Jefe de Estado hizo un recuento de sus reuniones recientes con gremios empresariales y parecía desear que cambie la imagen que se ha ido creando de un gobierno de pequeños círculos, marcado por la experiencia traumatizante de la corrupción y dominado por la desconfianza. Si faltara un ejemplo conmovedor de los buenos resultados de la convergencia entre lo público y lo privado, podríamos citar el caso de Guayaquil. En un momento dado la ciudad ecuatoriana alcanzó una tasa atroz de contagio y mortalidad, mientras que su capacidad hospitalaria fue desbordada por pacientes que buscaban oxígeno para no perder la vida. La alcaldesa supo coordinar con asociaciones empresariales y el resultado fue la rápida victoria sobre el coronavirusPor eso es importante que, finalmente, se haya conocido cuál es el país que firmará con el Estado un contrato para gerenciar la Reconstrucción con Cambios, que como sabemos no ha sabido vencer la lentitud de la administración pública, el miedo a asumir riesgos y a firmar expedientes. Más de tres años después del Niño costero, el porcentaje de ejecución presupuestal sigue siendo reducido y persisten las fricciones entre entidades públicas, sus jefes y sus allegados. Los Juegos Panamericanos son un caso de éxito conseguido a través de un modelo de gerencia con el mismo país seleccionado, el Reino Unido.

Mientras tanto el Congreso vuelve a darnos un espectáculo penoso de mala administración de fondos públicos y de manos oscuras que saben sacar provecho de la opacidad y complicidades inconfesables. El presidente Merino ha hecho saber que “personal” del Congreso concretó el pago de más de 5,000 soles a los miembros del Congreso disuelto sin consultar a la Mesa Directiva ni al Oficial Mayor. De manera que los congresistas que quieren abolir la constitución, reformar la salud, los fondos de pensiones, el transporte, las universidades y el sistema financiero se muestran incapaces de detectar que siete meses después de la disolución se mueven hilos silenciosos que escapan a todo control y toda transparencia. El expresidente Olaechea asegura que se trata de la simple aplicación de la ley laboral, pero el actual presidente ha ordenado una investigación y promete que ella irá hasta las últimas consecuencias.

También en la ciencia se producen a veces sorpresas, cambios y confusiones. Una vez más, en torno a una medicina que ya venía siendo piedra de contradicción: la hidroxicloroquina. La muy respetada Agencia Federal para Drogas y Alimentos, FDA, la ha retirado ayer de su lista de medicamentos recomendados contra el coronavirus, privándola incluso del carácter experimental que tenía hasta ahora. Se trata de un medicamento que se usa mundialmente contra el paludismo y que tiene sus orígenes en principios hallados en el árbol de la quina, que figura en nuestro escudo nacional. La FDA ha concluido que “sus beneficios conocidos y los probables no compensan los riesgos reales y potenciales de su uso”. El cuestionado medicamento fue recomendado entusiastamente por Donald Trump, pero nunca por sus asesores científicos. Más de un epidemiólogo ha recordado la frase de Jesús, reportada por el evangelista Lucas, versado en la medicina griega de su época: “Médico, cúrate a ti mismo”.

Las cosas como son

Escucha el Podcast:
Acerca de este correo Estás recibiendo este mensaje porque formas parte de la comunidad de suscriptores de RPP.

Suscribete a más boletines | Políticas de Privacidad | Publicidad

Copyright 2020 Grupo RPP