¿No puedes verlo bien? verlo en el navegador

“Más sensible a las necesidades de la sociedad”

Un caso extremo de irracionalidad se ha producido en una localidad de Acobamba, en Huancavelica, donde un grupo de pobladores atacó una torre de telefonía, acusándola de favorecer el contagio del coronavirus.

12 de junio del 2020
Fernando Carvallo
Compartir:
Imagen referencial. | Fuente: Andina | Fotógrafo:

El día de ayer se registró la cifra oficial más alta de muertos desde que comenzó la emergencia sanitaria. Más de 200 personas muertas en un solo día desmiente que la curva epidemiológica haya llegado a su pico. Lo grave de esta situación es que vastos sectores del país han entrado de facto en una lógica de desconfinamiento. Tenemos que hallar una solución que nos permita sobrevivir a la vez a la amenaza sanitaria y a las consecuencias de la paralización económica: quiebra de empresas, desempleo y pobreza. De nada nos servirá recurrir al viejo mecanismo de buscar culpables o de complacernos con la cantaleta de los resentidos: “Yo les advertí”. Las cosas no están bien en el país, no están bien para nadie. Superada la crisis podremos hacer balances, establecer responsabilidades y fulminar contra el gobierno y las autoridades. Por ahora, la tarea es sobrevivir. Eso quiere decir buscar soluciones que nos unan, reanudar las actividades económicas y respetar las consignas de seguridad sanitaria.

Sin embargo, la informalidad agrava las consecuencias de la crisis y favorece el contagio. Lo estamos viendo estos días con los vendedores ambulantes. Resulta desgarrador escuchar el testimonio de propietarios de comercios que habían logrado formalizarse, pero que no pueden abrir sus locales y se ven obligados a vender en las calles. El alcalde de Lima ha tratado de proponer una alternativa a una parte de los ambulantes ofreciéndoles instalarse en las inmediaciones de Las Malvinas, donde trabajan formalmente más de ochenta mil comerciantes. Aunque sea provisional la presencia ahí de ambulantes, se comprende fácilmente que pueda resultar inaceptable para comerciantes que pagan impuestos y no pueden abrir sus locales. Debemos aprovechar la situación actual para aportar soluciones duraderas a los disfuncionamientos sociales y evitar enfrentamientos entre sectores de la población. Jorge Muñoz explicó su estrategia en Ampliación de Noticias.

El gobierno trata de frenar otra forma de informalidad al observar la ley que autoriza los taxis-colectivos. Aprobada con gran mayoría en el Congreso, la ley contradice los esfuerzos para formalizar el transporte y reducir los accidentes. El Congreso puede modificar la norma o aprobarla por insistencia.

Hoy veremos cómo actúa la Comisión de Fiscalización en el caso del cantante Richard Cisneros, alias Swing, que se habría beneficiado con contratos de favor en el ministerio de Cultura.

Un caso extremo de irracionalidad se ha producido en una localidad de Acobamba, en Huancavelica, donde un grupo de pobladores atacó una torre de telefonía, acusándola de favorecer el contagio del coronavirus. El temor a los rayos emitidos por las torres de telefonía, como el temor a las vacunas, existe en todos los países del mundo, aunque en ninguno se ha probado su supuesto carácter nocivo. Existen incluso quienes creen que las torres 5G de la ciudad china de Wuhan son responsables de la aparición del virus que en cinco meses ha logrado sembrar muerte e irracionalidad en todos los países del mundo.

Frente a la irracionalidad, el fanatismo y las ideologías simplificadoras no hay nada más estimulante que un economista capaz de pensar con su propia cabeza y mantenerse ajeno a dogmas e intereses. Es el caso de Dani Rodrik, nacido en la comunidad sefardita de Turquía, profesor en Harvard y desde ayer laureado con el Premio Princesa de Asturias. El jurado que lo eligió considera que Rodrik ha contribuido con soluciones “para mejorar el funcionamiento del sistema y hacerlo más sensible a las necesidades de la sociedad”. No se podrá aplicar a Rodrik el reproche de Oscar Wilde a los sabios de su época: “Conocen el precio de todo, pero no conocen el valor de nada”.

Las cosas como son

Escucha el Podcast:
Acerca de este correo Estás recibiendo este mensaje porque formas parte de la comunidad de suscriptores de RPP.

Suscribete a más boletines | Políticas de Privacidad | Publicidad

Copyright 2020 Grupo RPP