Estas leyendo Las cosas como son del 22 de mayo del 2020
¿No puedes verlo bien? verlo en el navegador

En espera de nuevos lineamientos

Lo razonable parece encaminarnos a un sistema que imponga restricciones en ciertos lugares, que mantenga para todas las normas preventivas y que combata frontalmente los focos de contagio en mercados, colas y transporte público.

22 de mayo del 2020
Fernando Carvallo
Compartir:
Presidente Vizcarra anunciará nuevas medidas. | Fuente: Presidencia | Fotógrafo:

Llegamos al fin de la décima semana de cuarentena bajo el signo de la incertidumbre y en espera de que el presidente Vizcarra anuncie los lineamientos que tendrán vigencia durante la nueva etapa a la que entramos. Hay dos evidencias que deberán ser tomadas en cuenta: 1) La cifra general de infectados y de muertos sigue en alza. 2) Hay una gran diferencia entre regiones y distritos. En algunos, los índices de contagio son altos, mientras que en otros hay muy pocos casos. Lo razonable parece encaminarnos a un sistema que imponga restricciones en ciertos lugares, que mantenga para todas las normas preventivas y que combata frontalmente los focos de contagio en mercados, colas y transporte público. Paralelamente hay que actuar con la mayor responsabilidad para reanudar las actividades autorizadas. En un país con una tasa de informalidad laboral superior al 70% resulta imposible seguir prohibiendo a la mayoría de los trabajadores la lucha diaria por sobrevivir.

De las grandes desgracias deben salir grandes iniciativas. La primera guerra mundial dio lugar a la Sociedad de Naciones, la segunda al sistema de Naciones Unidas. La Gran Depresión de 1929 fue superada gracias al Nuevo Pacto lanzado por el presidente Roosevelt que aseguró primero la recuperación interna y luego la hegemonía de Estados Unidos. En nuestro país, la derrota de Sendero Luminoso a partir de 1992 permitió forjar un amplio consenso sobre reformas económicas que favorecieron el período más largo de crecimiento de nuestra historia. Desdichadamente, las constantes fricciones entre Estados Unidos y China, hacen temer que no salgamos de la pandemia con una perspectiva de colaboración sobre temas globales: cambio climático, la reducción del gasto en armas, inversión en investigación, ciencia y tecnología.

El Congreso tuvo ayer una sesión plenaria dedicada a la Salud Pública. Se votó por unanimidad, 128 a favor, cero en contra, a favor de una reforma de nuestro sistema sanitario y para eso se creó una comisión integrada por representantes del Congreso, del Ejecutivo, de los gobiernos regionales, de EsSalud, de la Defensoría del Pueblo y de la Sanidad militar y policial. Es decir se hizo para la Salud lo que no se quiso hacer con las AFP: concertar con los actores concernidos para la elaboración de un proyecto viable que deberá estar listo en cuatro meses. Por lo pronto sabemos que será difícil reformar nuestro sistema sanitario, porque además de grandes ideales hay intereses que no suelen asumirse. Y es fácil desfinanciarlo y destruirlo bajo la ilusión de las buenas intenciones, sobre todo EsSalud que no se financia con dinero público sino con las cotizaciones de los trabajadores.

Por su parte, la Defensoría ha presentado al Congreso un proyecto de ley para penalizar el acaparamiento y la especulación. El documento afirma que esas sanciones son compatibles con nuestro sistema constitucional de economía social de mercado, porque “utiliza las misma reglas del mercado en beneficio del consumidor”. Indecopi sería el ente encargado de ejecutar las sanciones en contextos de emergencia.

En víspera del fin de semana, es útil que los padres de familia dispongan para sí mismos y para sus hijos de actividades culturales difundidas digital y gratuitamente. El diario Perú21 entrevista a la gerente cultural del Instituto Peruano Británico. Clemencia Ferreyros afirma que su institución busca “nuevas formas de generar cultura virtualmente”. Para Ferreyros, no solo se trata de creación en el teatro, la música y las artes plásticas, sino de una actividad que forma parte de la economía del país, aunque el Estado no le preste la debida atención. El Británico destaca el proyecto Sin Filtro: cuatro dramaturgos escriben piezas cortas, los papeles son interpretados en sus casas por dos o tres actores y luego se editan como videos que se difundan digitalmente. Es la manera de los artistas de colaborar en la lucha contra el coronavirus.

Las cosas como son

Escucha el Podcast:
Acerca de este correo Estás recibiendo este mensaje porque formas parte de la comunidad de suscriptores de RPP.

Suscribete a más boletines | Políticas de Privacidad | Publicidad

Copyright 2020 Grupo RPP