¿No puedes verlo bien? verlo en el navegador

La prisión preventiva de Susana Villarán

El caso de la exalcaldesa de Lima completa una serie de decisiones judiciales frente a una variada lista de dirigentes políticos implicados en casos de corrupción.

15 de mayo del 2019
Fernando Carvallo
Compartir:
Susana Villarán cumplirá 18 meses de prisión preventiva. | Fuente: Susana Villarán cumplirá 18 meses de prisión preventiva. | Fotógrafo: Poder Judicial

Al término de un largo proceso de investigación y respondiendo a la solicitud de la Fiscalía, la Justicia ha impuesto 18 meses de prisión preventiva a la ex alcaldesa de Lima, Susana VillaránSe le atribuye lavado de activos, cohecho y asociación ilícita para delinquir. Como han afirmado algunos de sus allegados políticos en el momento de los hechos, la exalcaldesa perdió una visión clara de su acción política cuando decidió que para evitar que “Lima volviera a caer en las manos de una mafia” era preferible aceptar dinero de otra mafia.

Sin minimizar la gravedad ética y judicial de su comportamiento, Susana Villarán adoptó una visión de la política cuyas consecuencias nefastas quedan puestas en evidencia: concebir al adversario como un enemigo que debe ser destruido a cualquier precio, aunque eso signifique violar la ley, sacrificar los principios y actuar de la misma manera que se reprocha a los demás. La evolución de la exalcaldesa parece confirmar un aforismo de Jorge Luis Borges: “Escoge bien a tus enemigos, porque puedes terminar pareciéndote a ellos”.

La decisión de la Justicia no hace sino reforzar la necesidad de contar con un sistema judicial y un sistema político que garanticen transparencia, eficacia y credibilidad. Es bueno y necesario sancionar a los que delinquen, sean quienes sean, pero es más importante que todos sepan que no existe impunidad para nadie y que nuestros mecanismos institucionales limiten el poder de las autoridades. Por eso son importantes las pequeñas señales que vienen del Congreso respecto a las reformas judicial y política.

El desafío de la reforma

Se trata de dos desafíos pendientes desde hace muchos años, aunque las vicisitudes de las elecciones del 2016 y la vasta trama de corrupción las han convertido en tareas impostergables. El electorado juzgará a las fuerzas políticas según su capacidad de aprovechar las circunstancias actuales para sacar lecciones de fondo. Entre las decisiones tomadas ayer en la Comisión de Constitución destaca la invitación hecha al primer ministro para que comparezca el próximo martes 21.

Salvador del Solar asume el difícil encargo de favorecer que los proyectos de ley impulsados por el Presidente de la República logren pasar por las Horcas Caudinas de la bancada mayoritaria en el Congreso, Fuerza Popular y su aliado aprista. El presidente del Consejo de Ministros deberá sopesar el delicado equilibrio político en el Congreso, mientras se acercan las elecciones de la próxima Mesa Directiva. El actual presidente, Daniel Salaverry, arremetió ayer contra los congresistas que fragilizaron la Defensa del Estado en el caso Hinostroza y se interrogó con malicia: “¿Quién tiene miedo de que Hinostroza vuelva al Perú?”. Karina Beteta y Luis Galarreta no tardaron en contestarle con rudeza e ironía, respectivamente.

Sobre Jimmy Carter

En un mundo de pasiones maniqueas y fanáticas, vale la pena recordar al expresidente de Estados Unidos, Jimmy Carter. Carter es considerado el peor presidente del siglo (antes de Trump) y a la vez el mejor ex presidente. Fundador del Centro Carter para la promoción de los Derechos Humanos, profesor de Biblia en su parroquia bautista, ganador del Premio Nobel de la Paz, Carter sobrevivió en 2015 a un cáncer incurable al cerebro después de ofrecerse para recibir un tratamiento innovador.  Es el único político relevante que haya expresado dudas sobre su propia capacidad para ejercer el poder, antes de acudir a un retiro espiritual. 

Este domingo, a los 94 años de edad se rompió la cadera mientras trataba de cazar pavos para ofrecerlos a sus coparroquianos. El pavo es un animal nativo de América, que dio motivo a gestos de hospitalidad indígena en una de las escenas más conmovedoras de la conquista de América del Norte. Al parecer, Carter ha expresado desde su lecho hospitalario el temor de no poder levantarse antes de que comience la veda de pavos.

Las cosas como son

Escucha el Podcast:
Acerca de este correo Estás recibiendo este mensaje porque formas parte de la comunidad de suscriptores de RPP.

Suscribete a más boletines | Políticas de Privacidad | Publicidad

Copyright 2019 Grupo RPP