¿No puedes verlo bien? verlo en el navegador

Mantener la mirada en las prioridades

Todos los países del mundo se hallan desafiados por la crisis sanitaria y sus consecuencias económicas.

05 de mayo del 2020
Fernando Carvallo
Compartir:
Aumentan los casos de coronavirus. | Fuente: Minsa | Fotógrafo:

Todos los países del mundo se hallan desafiados por la crisis sanitaria y sus consecuencias económicas. Algunos sufrieron antes que otros los primeros contagios, supieron reaccionar a tiempo y ahora han entrado a la fase de desconfinamiento gradual. Australia y Nueva Zelanda, sin nuevos contagios, prevén restablecer pronto los vuelos entre sus respectivas islas. Otros, como Rusia, comienzan recién ahora a sufrir la aceleración de su curva de contagios. En Estados Unidos, la extensión del territorio y la estructura federal del poder vuelven impredecible la evolución en algunos Estados. Italia, España y Francia han logrado aplanar la curva epidemiológica y dan los primeros pasos hacia el restablecimiento de actividades. Ayer han ofrecido un ejemplo de lo que la colaboración entre Estados puede lograr.

La Conferencia de Donantes, convocada por la Unión Europea, reunió en Bruselas a cuarenta países con un objetivo común: aunar esfuerzos para producir diagnósticos rápidos, medicamentos seguros y una vacuna universal. El Reino Unido y sus ex socios de la Unión Europea, China, Japón, Corea, México, Jordania, Kuwait e Israel compartieron el esfuerzo con personalidades del cine, la música, el deporte y la filantropía como Madonna, Bill Gates y José Mourinho. En total las donaciones superaron los 8,000 millones de dólares. El objetivo es que cientos de equipos científicos colaboren entre sí, en vez de competir, lo que lleva al secretismo y a duplicar el gasto de tiempo y dinero. El Director de la Organización Mundial de la Salud previno que producir la vacuna será tan difícil como distribuirla sin “egoísmos nacionales”, que ya hemos visto en acción en la compra de otras necesidades médicas. Los participantes lamentaron la ausencia de Estados Unidos, que ha preferido aislarse y arreciar sus críticas contra China.

Una buena noticia no debe disimular la persistencia del daño que el ser humano es capaz de hacer. Soldados turcos en Libia, atentado talibán en Afganistán, el exministro Sergio Moro afirmando poseer pruebas de la injerencia del presidente Bolsonaro en la Policía Judicial. Y en nuestro país se multiplican las informaciones sobre actos de corrupción al interior de la Policía Nacional. Malos oficiales parecen haber sido capaces de aprovechar compras médicas para aumentar los costos, robar a su institución y perjudicar los esfuerzos del personal sanitario. El gobierno ha decidido cambiar al Director General de la Policía, nombrado hace diez días. También Iquitos ha sido escenario de incidentes que ponen en evidencia los flagelos de siempre: rivalidades entre instituciones, negligencia, corrupción.

La situación del país es demasiado grave como para tolerar el menor aprovechamiento. Cada día mueren decenas de infectados, entre ellos precisamente policías y médicos que supieron cumplir con su deber. Mueren también presos y agentes del INPE, víctimas de la misma falta de acción eficaz para evitar el contagio en un medio cerrado. Necesitamos combatir al coronavirus, y al mismo tiempo combatir la quiebra de empresas, el desempleo, el hambre y la pobreza. Algunos sectores productivos siguen en espera de protocolos y precisiones a los lineamientos que se han publicado. La presidenta de la CONFIEPMaría Isabel Léon, ha recomendado más realismo para no confundir “la realidad social de nuestro país con la de Suiza, desconociendo por ejemplo las consecuencias de la informalidad laboral”. El economista Waldo Mendoza recomienda la mayor prudencia para evitar que la reanudación de la actividad favorezca el aumento de los contagios.

Hoy sesionó el Acuerdo Nacional, convocado por el Presidente de la República. El Acuerdo Nacional representa todos los sectores y todas las sensibilidades de nuestra sociedad. ¿Servirá para tomar el ejemplo de la Conferencia de Donantes o prevalecerán nuestras viejas taras: la división, el corto plazo, los intereses particulares?

Las cosas como son

Escucha el Podcast:
Acerca de este correo Estás recibiendo este mensaje porque formas parte de la comunidad de suscriptores de RPP.

Suscribete a más boletines | Políticas de Privacidad | Publicidad

Copyright 2020 Grupo RPP