¿No puedes verlo bien? verlo en el navegador

Última semana de cuarentena

A medida que se aproxima el levantamiento de las primeras restricciones, se multiplican las dudas, las críticas y la inquietud.

04 de mayo del 2020
Fernando Carvallo
Compartir:
Gobierno toma medidas frente a la pandemia. | Fuente: Minsa | Fotógrafo:

A medida que se aproxima el levantamiento de las primeras restricciones, se multiplican las dudas, las críticas y la inquietud. El fenómeno no solo se produce en el Perú, es universal. Pero en cada país se vive en relación con el momento político y el apetito de poder que se abre cuando las elecciones se acercan. La sensación de duda la consagra The Atlantic con un ensayo de síntesis que lleva un título que lo dice todo: “¿Por qué el coronavirus nos confunde tanto?”. La respetada revista de Boston repasa los errores cometidos por científicos, médicos, matemáticos, economistas, periodistas y políticos y concluye que todos debemos actuar con más humildad y menos certidumbres pétreas. No hay que olvidar que estamos viviendo una experiencia que no tiene precedentes en la historia. Entre los líderes mundiales, hay que destacar las confesiones hechas al diario popular The Sun por el Primer Ministro británico, Boris Johnson. El líder conservador ha salido del hospital convencido de la utilidad de prolongar el confinamiento, de la necesidad del servicio público de salud y al parecer también, de la eficiencia de los enfermeros extranjeros que lo atendieron mientras se hallaba suspendido a un balón de oxígeno, viendo empeorar sus signos vitales. Su sexto hijo, nacido esta semana, lleva como nombres de pila, los de miembros del personal hospitalario que supo arrancarlo de los brazos de la muerte.

En Francia, el gobierno de Emmanuel Macron ha desoído al Consejo Científico para permitir que las clases se reanuden desde el fin de la cuarentena, el próximo 11 de mayo. Y en Italia, el primer ministro Giuseppe Conte anuncia el retorno de misas con presencia de fieles, en momentos en que el Papa Francisco se vuelve blanco de críticas de la extrema derecha: el dirigente del partido español VOX lo ha llamado “ciudadano Bergoglio”. Una de las pocas cosas seguras es que las crisis se resuelven mejor cuando colaboran los diferentes actores, privados y públicos, de una orientación política u otra. La prueba es el rol jugado por 21 laboratorios de universidades chilenas para convertir a Chile en el país latinoamericano con mayor índice de pruebas de despistaje.

En efecto, todos los protocolos de sectores económicos que van a comenzar a ser reactivados desde hoy reposan sobre la capacidad de generalizar las pruebas para aislar a los contaminados y permitir que los no contaminados puedan retomar su vida “normal”. No se entiende por qué en el Perú es tan difícil y costoso someterse a una prueba. Sin pruebas generalizadas no tendremos cifras claras ni manera de estar seguros de nuestro estado de salud, ni del de los demás. El presidente Vizcarra hizo bien en subrayar el caso del mercado de San Felipe, en Surquillo, en el que 261 trabajadores recibían mercadería, despachaban y cobraban con el virus en sus organismos.

La República entrevista a la bióloga Gisella Orjeda quien considera que “tenemos una gran oportunidad en el Perú y en el mundo para dirigir nuestras investigaciones a la temática ambiental… Estos virus… surgen porque los hábitats de los animales silvestres están siendo totalmente degradados y fragmentados… Los animales silvestres son un repositorio inmenso de virus”. La profesora de San Marcos se refiere también a virus y bacterias congelados desde hace 20,000 años en nuestros glaciares. “Con el deshielo, esos virus van a salir nuevamente”, previene.

Con motivo del aniversario 181 de su fundación, El Comercio rinde homenaje a Tomás Unger, el decano de los periodistas científicos en el Perú y el columnista más leído de El Comercio. Unger afirma que la actual crisis sanitaria y económica debe dar motivo para mejorar la educación y la cultura científica de los peruanos. Próximo a cumplir noventa años y conocido por su humor, Unger rechaza la tendencia de cierta gente a usar un lenguaje innecesariamente oscuro y recuerda una ironía que le enseñaron sus padres: “¿Para qué hacer las cosas con simplicidad si podemos hacerlas complicadas?”.

Las cosas como son

Escucha el Podcast:
Acerca de este correo Estás recibiendo este mensaje porque formas parte de la comunidad de suscriptores de RPP.

Suscribete a más boletines | Políticas de Privacidad | Publicidad

Copyright 2020 Grupo RPP