¿No puedes verlo bien? verlo en el navegador

La desaparición de la reina Isabel II

La reina Isabel II permaneció fiel al juramento pronunciado cuando falleció su padre, el rey Jorge VI, en 1952: respetar y hacer respetar la Ley y la Justicia.

09 de septiembre del 2022
Fernando Carvallo
Compartir:
Isabel II falleció ayer a los 96 años. | Fuente: AFP | Fotógrafo:
La desaparición de la reina Isabel II

Escucha el canal de podcast de Las cosas como son en RPP Player.

La muerte de una jefa de Estado que supo ejercer sus funciones durante setenta años es un acontecimiento excepcional. La reina Isabel II permaneció fiel al juramento pronunciado cuando falleció su padre, el rey Jorge VI, en 1952: respetar y hacer respetar la Ley y la Justicia. La joven reina se había hecho querer por el pueblo británico por su ayuda a los heridos durante los bombardeos sufridos durante la segunda guerra mundial. A lo largo de siete décadas, Isabel II supo sobrellevar todas las evoluciones y todas las crisis garantizando la continuidad del Estado y la independencia de su cargo.

Su relación con la política es una lección para países como el nuestro, donde la polarización agrava las hostilidades y destruye el sentido de la unidad. Gracias a su distancia de toda forma de política partidaria, la reina coexistió con quince primeros ministros, desde Winston Churchill hasta Liz Truss. Algunos de ellos eran conservadores, otros laboristas, pero la reina nunca se alineó con parámetros ideológicos ni campos antagónicos. Incluso supo retener su opinión personal ante leyes o decisiones que hubieran contrariado sus inclinaciones: la autorización del aborto, la descolonización, la negociación con grupos armados irlandeses, la guerra de las Malvinas o la ilegal guerra de Irak. Atravesó también turbulencias familiares, en particular la crisis conyugal de su hijo Carlos y la muerte de la princesa Diana.

El ex primer ministro James Callaghan confesó que un día de duda y confusión osó decirle a la reina: “No sé qué hacer. ¿Qué haría Usted, Majestad?”. A lo que la reina contestó: “Señor, a Usted le pagan para saberlo”. ¡Setenta años de fidelidad a los valores de su país, al imperio de la ley y a la solidaridad con los vulnerables! Isabel II no hacía política, pero sin ella la política hubiera carecido en el Reino Unido de un ejemplo inspirador.

Las cosas como son

Escucha el Podcast:
Acerca de este correo Estás recibiendo este mensaje porque formas parte de la comunidad de suscriptores de RPP.

Suscribete a más boletines | Políticas de Privacidad | Publicidad

Copyright 2020 Grupo RPP