¿No puedes verlo bien? verlo en el navegador

Hacia un Congreso bicameral, por Fernando Carvallo [COLUMNA]

Lo más importante es insistir en que ninguna reforma cumplirá sus objetivos si no mejoran tres aspectos: el compromiso de los ciudadanos, la formación polìtica de los candidatos y la exigencia ética a quienes ejercen un mandato electivo.

08 de junio del 2022
Fernando Carvallo
Compartir:

Escucha el canal de podcast de Las cosas como son en RPP Player.

La Comisión de Constitución aprobó ayer un dictamen que propone el restablecimiento de una Cámara Alta o Senado, que formaría parte junto a la Cámara de Diputados del futuro Congreso bicameral de la República. El dictamen supone modificar 50 artículos de la actual Constitución y crear dos nuevos. La aprobación se obtuvo con 13 votos de seis bancadas: Fuerza Popular, Acción Popular, APP, Avanza País, Renovación Popular y Somos Perú. La futura Cámara de Diputados tendría el mismo número de miembros que el actual Congreso unicameral, mientras que el Senado estaría integrado por 60 miembros. El texto define las funciones del futuro Senado, que elegiría al Contralor general y otros altos funcionarios. Establece también que el presidente solo tendrá la capacidad de disolver la Cámara de diputados, en el caso de que ésta haya negado la confianza a tres gabinetes. El dictamen se acerca a los términos de la Constitución elaborada por la Asamblea Constituyente de 1978-79, la misma que fue suspendida por el auto-golpe de 1992 y reemplazada por la constitución de 1993, vigente actualmente. Sin duda el debate en el pleno enriquecerá el dictamen y en el mejor de los casos acogerá iniciativas dirigidas a perfeccionar algunos aspectos: el alcance de las circunscripciones, el numero de representantes, las relaciones entre las Cámaras, el proceso de elaboración de leyes y el papel del Senado para evitar el eventual abuso de las mayorías. Pero lo más importante es insistir en que ninguna reforma cumplirá sus objetivos si no mejoran tres aspectos: el compromiso de los ciudadanos con la política, la formación que los partidos ofrecen a sus candidatos y la exigencia ética a quienes ejercen un mandato electivo. Mientras subsista la impunidad ante la corrupción, ningún Congreso podrá contribuir con el desarrollo y la paz social.

Las cosas como son

Escucha el Podcast:
Acerca de este correo Estás recibiendo este mensaje porque formas parte de la comunidad de suscriptores de RPP.

Suscribete a más boletines | Políticas de Privacidad | Publicidad

Copyright 2020 Grupo RPP