¿No puedes verlo bien? verlo en el navegador

Los ciudadanos ante la variante ómicron, por Fernando Carvallo [COLUMNA]

Tomará cierto tiempo conocer con precisión algunos detalles de la nueva variante, pero desde ya sabemos que, muy afortunadamente, no se trata de una mutación y que en consecuencia puede ser neutralizada con las vacunas existentes.

21 de diciembre del 2021
Fernando Carvallo
Compartir:

Escucha el canal de podcast de Las cosas como son en RPP Player.

La rápida difusión internacional de la nueva variante del coronavirus, la ómicron, no solo plantea desafíos a los científicos. Lo hace sobre todo a nosotros, los ciudadanos. Cuatro semanas después de su identificación genómica en África del Sur, omicron es ya la variante dominante en países como Estados Unidos y ha interrumpido bruscamente la sensación de haber salido de la crisis que prevalecía en la mayoría de países europeos, que hoy entran oficialmente al invierno. Tomará cierto tiempo conocer con precisión algunos detalles de la nueva variante, pero desde ya sabemos que, muy afortunadamente, no se trata de una mutación y que en consecuencia puede ser neutralizada con las vacunas existentes. Las vacunas sirven para evitar los síntomas graves de la infección, y en consecuencia no exponernos a la necesidad de ser hospitalizados. Ómicron es más contagiosa que las variantes anteriores pero no es más letal. Las vacunas sin embargo no bastan para neutralizar el avance del virus e impedir que se produzca una nueva ola. La otra parte de la prevención depende de nosotros, es decir de nuestra capacidad de respetar reglas simples que se exigen ante toda explosión de contagios virales: el uso de mascarilla, la distancia social, y el lavado de manos. Pese a nuestra costumbre de celebrar Navidad en familia y de acudir masivamente a hacer compras, debemos evitar los desplazamientos innecesarios y aceptar la presentación del carnet de vacunación para acceder a lugares cerrados. Sí, es triste tener que revivir los malos momentos que hemos sufrido en el pasado. Pero el mejor homenaje que podemos rendir a los fallecidos es expresar nuestro amor a la vida con gestos concretos y con nuestra capacidad de sacrificar todo lo que nos exponga al riesgo.

Las cosas como son

Escucha el Podcast:
Acerca de este correo Estás recibiendo este mensaje porque formas parte de la comunidad de suscriptores de RPP.

Suscribete a más boletines | Políticas de Privacidad | Publicidad

Copyright 2020 Grupo RPP